Gran artículo del diario CincoDías donde intenta aclarar al gran público, cómo se mueve el mundo del petróleo y la enorme especulación que existe. 

Mientras, gobiernos y, sobre todo, ciudadanos de todo el mundo pagamos el enriquecimiendo extraordinario de unos pocos.

Le advertimos que leer este análisis cambiará su forma de pensar sobre muchos conceptos de la economía. 

Si no está preparado para entrar en Matrix, no pinche aquí.

Toda la verdad sobre la burbuja del petróleo.

Llevo años convencido de que la película llamada Matrix, supongo la habrá visto, es una de las obras maestras del cine de este recién iniciado siglo aunque se estrenara en el año 1.999. 

Cuando realmente la entendamos quizás sea demasiado tarde. 

No por sus efectos especiales o por sus actores que también, sino al profundo guión de la película.

Extraiga del film la tecnología y los golpes, quédese con el engaño, la falsedad, la mentira de ver algo que es irreal, imaginario y que lleva años convencidos de que es así. 

Me sigue ¿verdad?. Le doy la bienvenida al Matrix del petróleo donde todo es ficticio, hasta que lo pagas y se convierte en real. Adelante.

Corría el año 1.990, internet sólo era una palabra extraña para muchos, el petróleo rondaba los 15 dólares y de repente ese mismo año supera los 40 dólares por barril en un alza súbita. 

El Matrix estaba inoculado pero habrían de pasar nueve años para que se activara. Cayó más tarde hasta los 9.55 dólares por barril en el 98. 

Un año después inicia el camino hacia lo quimérico.Una primera onda que le lleva hasta los 35,30 dólares en el año 2.000, para corregir de nuevo a los 16 dólares en el 2.002, ya tenemos las dos primeras ondas (I,II de color amarillo). 

Desde allí inicia el alza del Matrix, un impulso que le lleva hasta los 147.50 dólares por barril, diez años de ilusoria escalada. 

Pero tan real que cuando vas a echar gasolina te das cuenta que alguien tiene que pagar a los que especulan con él, a gobiernos que se llevan lo suyo en forma de impuestos (60%) y para terminar a las petroleras, tan limpias ellas. 

En fin, ¿donde estábamos?, sí en la tercera onda (III de color amarillo) que le lleva a los 78.64 dólares en 2.006, corrige más tarde en tres ondas hasta los 50.75 dólares. 

Hasta ahí el precio que podríamos denominar razonable.

Desde esos 50.75 dólares, un nuevo y salvaje estirón al alza hasta los 147.50 dólares. 

En tan solo un año !!. Increíble la burbuja a la que fuimos sometidos por el gran capital. Tras reventarla, le llega la hora de corregir, todas las burbujas acaban igual, ya lo aprendimos en el análisis del Nasdaq. 

Baja de una vez en vertical hasta la directriz principal en los 36.20 dólares por barril a principios de 2009, otra vez en tan solo en año. Justo por encima de la primera onda, como nos señala el principio de Elliott. 

Si no fuera por el daño que esto hace a una economía me reiría a carcajadas, este gráfico parece sacado de una película de los Hermanos Marx.

Desde ahí, nueva subida en vertical en dos impulsos hasta los 126 dólares en dos años, casi otros 100 dólares especulativos y todavía algunos diciendo que si el gigante chino, el gran devorador de materias primas, es el culpable. Toma ya. 

Debe ser que en tres años, China pasa de un espectacular crecimiento del 10% anual en el primero, a la más absoluta depresión en el segundo, para volver al tercer año a otra espectacular subida de su economía del 10%. No se, algo no cuadra. 

De los 126 dólares corrige este año hasta los 105 dólares. ¿Se han dado cuenta del Matrix?.

¿Y qué puede suceder ahora?. Vemos dos posibles escenarios, uno es el del sentido común y el otro, el de la esquizofrenia, que podría llevar a este planeta al borde del abismo. 

Estanflación e hiperinflación. ¿Les suena?.

Desde la escasez de yacimientos que con el tiempo se irá haciendo más patente en el precio y no hará más que alimentar la especulación hasta los riesgos que amenazan a un mundo sediento de oro negro si no se encuentra una alternativa. 

El pasado deja ya advertencias de qué puede ocurrir en un futuro no muy lejano (Kuwait, Irak… Libia). 

Dejaremos siempre el canal abierto para sus opiniones, ideas y críticas por supuesto. 

Diez ideas valen más que una dijimos hace tiempo y estos análisis no estarían completos sin las suyas, debatir es construir.

En la 1ª parte, dejamos la puerta abierta a dos posibilidades, una la del sentido común y otra la de la esquizofrenia… 

Técnicamente la estructura del gráfico del largo plazo es netamente alcista, de eso no queda duda alguna, una subida en cinco impulsos pide como mínimo alcanzar los máximos de 2.008, aunque antes debería bajar a los 90/95 dólares por barril, para iniciar desde ahí el ataque a los 147/151 dólares. 

Una vez allí, la gran duda ¿los superará?. 

Esa el la pregunta del millón y abre dos posibles escenarios, A y B. 

Comencemos por la alternativa del sentido común.

Escenario A. No los supera

Este sería el mejor de los escenarios para la mayoría de las economías, sobre todo para los países más débiles y para los que carecen de yacimientos bajo sus pies como es el caso de España. 

Relajaría la inflación, que empieza a ser un quebradero de cabeza para quienes tienen el mandato de vigilar los precios. 

Después de llegar a máximos el precio se desplazaría de nuevo a la zona de los 90/95 dólares por barril. Incluso podría dirigirse a la parte baja del canal que viene desarrollando y caer al entorno de los 70/80 dólares. Zona que volvemos a decir está fuera de la especulación.

La caída en vertical de la onda V es delatora, ni un solo pico al alza en su camino, un vertiginoso descenso en caída libre de más de 100 dólares. 

Que significa?. 

Especulación pura y dura, el gráfico habla por si solo. 

Y es ese descenso, el que nos deja la puerta abierta a la no superación de los máximos, una vez allí el precio volvería a caer con fuerza.

Este es el escenario que denominamos de “sentido común” pero como todos sabemos dista mucho de ser el real y más en el mundo de los mercados, que parecen no entender el peligro de seguir con el alza del crudo. 

La lógica del pasado nos indicaba que cuando subía el oro negro las Bolsas bajaban y creemos que así debiera ser, pero actualmente es al contrario, baja el petróleo y baja la Bolsa. La subida de la inflación no preocupa en absoluto a los mercados, ¿por qué?. 

Sólo hay una explicación, la especulación. Es demasiado pronto para que la escasez de yacimientos en el mundo sea ya una causa real de la subida. 

Sí, por el contrario, los conflictos abiertos en países productores de Oriente Medio, pero eso no deja de ser especulativo, antes o después han de solucionarse. Me queda la duda de si el alza también es producto de la fuerte demanda de los países emergentes, (China, India, Brasil…).

Escenario B. Los supera

Para echarse a temblar, ya hemos visto cómo funciona una subida libre absoluta en un gráfico como el oro. 

La ausencia de resistencias en el alza del precio se retroalimenta a cada máximo que alcanza, es una espiral muy larga hacia arriba. 

Esto podría ponernos el precio del barril del crudo en los 200 dólares, donde tiene una resistencia creciente en la directriz de la parte alta del canal y en caso de superarla nada impediría seguir subiendo, aunque en los 200 dólares debería corregir con fuerza antes, romper esa resistencia al primer intento no suele ser habitual.

Con un precio a esos niveles, ¿es factible una salida de la crisis? 

En nuestra modesta opinión no, pondría por las nubes la inflación y obligaría a los mandatarios del BCE a subir los tipos de manera acelerada para contenerla. 

Pero al ser una subida irreal, puesto que no está producida por un consumo real, restringiría aún más el gasto de las familias y con ella el crecimiento ya de por si escuálido por la crisis. Estas situaciones anómalas podrían derivar en estanflación, o lo que es lo mismo precios por las nubes con escaso o nulo crecimiento, la peor pesadilla para la economía de cualquier país, y en España no es una excepción. 

Al contrario, aquí ya tenemos la inflación al 3,8% sin tener consumo. 

No se sale tan fácilmente de la estanflación, si a esto le unimos el efecto arrastre que ya está afectando a las materias primas de los alimentos y una tasa de paro que supera el 20% de la población la situación puede llegar a ser dramática.

Todo un desafío el que nos queda por delante no sólo en España, en todo el planeta con el tema del petróleo y la especulación, esperemos que por el bien de todos prevalezca el sentido común y no la esquizofrenia. El debate queda abierto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

El secreto de los secretos

US Corporation, UCC Maritime Admiralty Law, Occult Symbolism

El cancer es perfectamente curable

9/11 False flag

Secretos ocultos de la gramática

Saturnismo, Matrix Lunar y Los Dioses de Carlos Castaneda

 
Arriba