El secreto de los secretos

El cancer es perfectamente curable

Lo que se nos ha inculcado y a lo que finalmente con el paso de la vida llegamos a desear verdaderamente

Valor masculinos antes del cambio cuántico : ganar dinero, el éxito, el placer, ser respetado.

Valores masculinos después del cambio cuántico : la espiritualidad, la paz personal, la familia,la voluntad de Dios, la honradez.

Valores femeninos antes del cambio cuántico : la familia, la voluntad de independencia, la carrera,encajar,el atractivo.

Valores femeninos después del cambio cuántico : mi crecimiento personal, autoestima, espiritualidad, la felicidad, el perdón.

Nuestra misión en el planeta es servir y trabajar por el bienestar de los demás, uno no atrae lo que quiere, uno atrae lo que uno es.

Hay que aprender a escuchar al universo, se debe prestar atención para que tú música fluya, todo está ahí, esperando para fluir en el momento adecuado, hay que creer en que todo saldrá a la perfección.

Todo es posible, todo se basa en una inteligencia divina que sostiene todas las cosas y a esta pertenecemos todos.

La humildad es el estado ideal del ser humano, eres de lo que provienes, si provienes de una divinidad eres divino, Dios solo dá, es lo único que sabe hacer.

Si solo te compometes a dar, el universo te dará lo que precisas, entrarás en un lugar donde no hay ego.

Hay que combinar la ambición con el sentido, dejate guiar de la fuente, no pelees más y deja que las cosas fluyan libremente, desaparece la lucha, permite que las cosas ocurran, no defiendas más el ego, tú auténtico ser está mas allá del ego.

No debes empujar la vida, solo estás acá para disfrutar lo que la vida te brinda.

Desapegate del ego, y préndete del espíritu, manifiesta el respeto, la sinceridad, la dulzura, y brinda apoyo a los demás.

Cualquiera puede hallar su objetivo cuando ayuda a otros, no necesitas nada más, concéntrate en dar ayuda a tus semejantes, dá servicio, ayuda, y haz que otros estén bien, cuando lo logres la energía universal hará que tú estés bien.

Dentro de nosotros hay un lugar más profundo que necesita saber que hay un planeta mejor cuando ya no estemos,y que verdaderamente hicimos algo por otros para estar mejor, así funciona la mente suprema de nuestro creador.

Al ayudar a otros debes tener la convicción de que lo haces desinteresadamente, convencido que es el bienestar ajeno lo que importa, nunca esperes recompensa, solo hazlo y nunca pares, cuando reacciones el bienestar habrá cobijado tú ser y la mejor recompensa será la alegría que esto produce.

El hecho de saber que hacias lo que debias hacer es la razón principal para sentirte bien.
Las masas ya se están tornando en líderes, individuo por individuo, con cada despertar de conciencia.

Es hora de acabar con las culpas a todo lo que hay afuera (personas, cosas, situaciones, ideas, instituciones, papas, dioses y demonios).

Basta de proyectar culpas y darle el muerto a políticos, banqueros, multinacionales, Bilderberg,  Illuminati, Masones, sionistas, el Vaticano, etc.

Ellos tendrán que rendirle cuentas a la humanidad y a sí mismos por todos sus crímenes.

Es ineludible ahora que cada quien tome responsabilidad por sus pensamientos,sentimientos, palabras y acciones, que son los hilos que componen la trama con la que diariamente se teje la realidad individual y colectiva”

Un ciclo planetario está a punto de terminar, y nuestro planeta junto a la humanidad sobre él ya han mostrado y seguirán mostrando en modo creciente que nos encontramos en un proceso de disolución, desintegración y caos de los viejos e insostenibles paradigmas y formas que fueron protagonistas durante los últimos miles de años.

Sin embargo, esto no ha de ser visto con temor o desesperanza, tal como el Sistema pretende con sus continuos y falsos mensajes fatalistas sobre el 2.012, propagados tendeciosamente através de artículos, libros, programas y películas de cataclismos e invasiones extraterrestres.

Es obvio que los controladores del mundo están particularmente empeñados en tergiversar el sentido original de esta fecha en el calendario maya, donde es señalada sólo como una referencia temporal para el cambio de ciclo.

Conforme a sus mediciones astronómicas, sin que ello implique en absoluto la ocurrencia de esos apocalípticos e interesados escenarios que la élite global proyecta, tendentes a dar otro giro de tuerca a sus aspiraciones de control y dominación sobre los pueblos y los recursos económicos.

Mas todo aquel que haya logrado afinar su sentido crítico, su discernimiento y su intuición, sustrayéndose así de la hipnosis colectiva que inducen los medios masivos, comprenderá y sobre todo sentirá sin lugar a dudas que este tiempo que ahora vivimos representa una grandiosa e irrepetible oportunidad para un nuevo y mejor comienzo, donde construir una nueva sociedad en base a paradigmas más elevados, íntegros, saludables, armónicos y humanitarios.

Porque el mundo no se acaba.

Lo que se acaba realmente es un modo de civilización intrinsecamente nociva, suicida e inviable; insostenible tanto para el planeta como para los humanos que lo hemos tenido que padecer durante milenios.

Lo que por fin se disuelve son las tinieblas de lo que ha sido una muy oscura y larga noche para la humanidad.

Felizmente, y como es natural, siempre a la noche por más negra que fuera le siguió un nuevo y claro día.

Ahora lo que viene es un renacer, una limpieza y una renovación tan enormes como benéficos e imparables para todos los humanos y con grandes beneficios además.

Con todo, es bastante probable que la tierra realice ajustes o cambios más o menos intensos en su superficie, coincidiendo sobre todo con la cíclica inversión de los polos magnéticos, que se acerca a medida que el campo magnético terrestre cae hacia el punto cero (disminuyendo con ello la velocidad de rotación de nuestro planeta), como afirma el reconocido científico y escritor Gregg Braden.

De forma simultánea y directamente conectado con lo anterior, la resonancia Schumann (la frecuencia base o “latido” de la tierra), que había permanecido en 7.8 hz desde que se tienen registros de ella, ha venido acelerándose progresivamente a partir de 1.980.

Esto se experimenta muy llamativamente por parte de muchas personas que reportan la vívida sensación de que el tiempo transcurre a mayor velocidad que de costumbre, y el día parece haberse acortado drásticamente, quedando reducido a unas 16 horas de las de antes.

Así, percibimos extrañados cómo los minutos, horas, días, semanas, meses, estaciones y años pasan literalmente “volando”, nada que ver con apenas cinco o diez años atrás.

Pues bien, se estima que cuando la resonancia Schumann alcance los 13 hz y el campo geomagnético haya llegado al punto cero, la tierra detendrá su rotación, para posteriormente comenzar otra vez a girar pero en sentido contrario al anterior al cabo de dos o tres días,que las tradiciones y profecías de diversas culturas y épocas señalaron como de oscuridad.

Al final se habrá consumado la inversión polar,parcial o completa y, en realidad, se habrá producido un cambio dimensional en toda regla.

Y tras la oscuridad, de nuevo, se hará la Luz.

Lo cierto es que ya las más antiguas tradiciones de diversas culturas dejaron constancia de cambios cíclicos similares en el pasado, como apunta Braden.

Por tanto, todo ello no es más que la lógica mutación y reordenamiento que corresponde a una nueva fase en la evolución o crecimiento del planeta, así como de su humanidad; y todos estamos llamados a comprender y acompañar este proceso natural, para en serena confianza afinar nuestros seres en orden a adaptarlos a estas nuevas frecuencias, más sutiles y elevadas, siendo nosotros desde el corazón el cambio que anhelamos ver en el mundo.

Es así como, para quienes esto elijamos, la manifestación de la nueva tierra y de la nueva humanidad se sentirán como el haber pasado de la noche al día, o como el haber salido de un antro tóxico e insalubre para encontrarnos respirando el más puro y limpio aire de la montaña, en una mañana radiante donde se nos abre un horizonte de infinitas posibilidades de expansión, realización y servicio.

Estás dispuesto?

La intención es dar a conocer a la sociedad estas importantes y decisivas claves en este preciso momento de la historia, trasmitiéndolas del modo más asequible, claro y preciso posible.

Se anima al lector a que indague, analice, reflexione y discierna por sí mismo estos contenidos, quedándose con aquello que le resuene interiormente y dejando a un lado lo demás.

Miguel Ruiz dice en su famoso bestseller los cuatro acuerdos lo siguiente : la voz del conocimiento o lo que otros maestros espirituales llaman el ego es un sistema de creencias que nos previene de vivir y expresar lo que realmente somos.

La estructura de nuestro conocimiento nos hace sentir seguros.

Cuando descubrimos que no somos lo que creemos, los fudamentos de nuestra realidad comienzan a colapsar.

En la tradición Tolteca, Ruiz dice : cada humano es un artista, y el supremo arte es la expresión de la belleza de nuestro espiritú.

El explica que hay dos clases de artistas : aquellos que crean su historia sin conciencia, y aquellos que recuperan su conciencia y crean su historia con verdad y amor.

Cuánto más vamos a permitir que nos sigan manipulando, explotando, enfermando,enajenando a su acomodo monetario, cuanto más vamos a dejar que nos impidan volar libres?

Seguimos esperando a que al mundo lo cambien otros, o procedemos nosotros mismos a hacer algo al respecto?

Hay cambios vibracionales y físicos que ya están aconteciendo y nos están afectando mucho.




Con la llegada de Internet, a mediados de los noventa, y sobre todo de forma arrolladora durante los últimos cinco años, la información alternativa de fuentes independientes, no controlada o manipulada por los poderes fácticos y lobbys de la élite corporativa, se ha difundido en todo el planeta dando lugar a un de momento soterrado pero enorme movimiento de esclarecimiento y liberación popular, que ha puesto en jaque a un sistema socio económico que, ya de por sí, camina a su perdición, por mucho que trate (en vano) de reconvertirse en el tan cacareado Nuevo Orden Mundial, aún más totalitario y opresor que el actual.


A estas alturas salta a la vista que Internet fué un invento del sistema (dirigido al control y alienación de las masas) que ha terminado volviéndose en contra de sus creadores y sustentadores, quienes asisten impotentes y asustados al hecho de que la pretendida censura cibernética que llevan años persiguiendo podría ser el último paso en falso que los desenmascarase e iniciara la caída fulminante de todas las fichas del dominó de la élite global.

Una hipotética acción general de censura y control de la red sería excesivamente llamativa e inadmisible para un colectivo social que gracias a la misma Internet ya sabe demasiado y es consciente de su poder.

Por fin llegó el tan ansiado momento en que los ciudadanos toman las riendas de su destino, tanto a nivel individual como colectivo.

La información alternativa referente a la geopolítica, geoestrategia, economía y seguridad, o sobre proyectos, armas y sociedades secretas, ciencia, tecnología, medicina o alimentación, no es en verdad la más crucial, de entre toda la que puede hallarse entre la vasta cantidad de noticias, testimonios y documentos de enorme calado que están siendo desocultados y mostrados para quien quiera y pueda abrir los ojos y ver.

La información verdaderamente decisiva en todo este proceso no es la relativa a la auténtica naturaleza y dinámica de la realidad y del ser humano.

Un campo fundamental donde ciencia y espíritu antaño “enemigos irreconciliables”están irremediablemente abocados a entenderse, a integrarse y sistematizarse.

Los paradigmas del cambio están siendo expuestos y divulgados por personas íntegras y valientes, avanzados y comprometidos profesionales de todos los campos.

Desde científicos como Nassim Haramein o Marco Rodin hasta artistas plásticos como Víctor Brossa o creativos audiovisuales como Santiago Pando, pasando igualmente por periodistas comprometidos como Alicia Ninou (Alish) o reporteros ciudadanos como Pere Ardevol, en el ámbito latino.

La información clave ha de ser integrada y puesta en práctica

Las personas deben darse cuenta de la gran mentira en que vivimos como sociedad; tomar conciencia de lo que ha sucedido y sucede detrás del escenario oficial, y de espaldas a las masas, que han permanecido alienadas e ignorantes hasta un punto difícil de admitir para los más reacios a cuestionarse la realidad en que viven, o a replantearse sus propios y programados esquemas mentales o sistemas de creencias.

Pero, como decía, ese es sólo el primer paso.

Es hora de acceder (y estudiar y aplicar) la concreta información clave acerca de la naturaleza y funcionamiento de la realidad y del ser humano, que ha sido proscrita, censurada y ocultada por los controladores con mayor celo, fuerza y virulencia aún que cualquier otro tipo de informaciones, hechos y conocimientos que el sistema haya enterrado y boicoteado através de la historia.

Dicha información,integrada y aplicada por  individuo, la que vá a hacer la diferencia, la que realmente va a generar de dentro hacia afuera el auténtico y decisivo cambio de la humanidad, donde cada persona, empoderada y consciente, se habrá convertido en su ropio líder, saludable, autónomo, libre e independiente.

Antes se asesinaba a los líderes capaces de mover masas hacia la liberación y el empoderamiento individual, como Martin Luther King, J.F. Kennedy o Gandhi.

Hoy los controladores ya no pueden hacerlo, porque son las masas las que se están tornando en líderes, individuo por individuo, con cada despertar de conciencia.

Entienda todo el mundo que aquí no estamos hablando de utopías como siempre han pretendido hacernos creer, ni de cosas inaccesibles o fantasiosas y menos aún religiosas.

Investigue cada uno para comprobar que lo que exponen y/o divulgan las personas citadas más arriba  (y otras muchas como ellas, en todas las áreas) viene siendo expuesto, estudiado y demostrado desde hace décadas por parte de la ciencia actual más avanzada por sus hallazgos e implicaciones, como es la física cuántica.

Tanto unas fuentes como otras através de sus propios medios, métodos y formas de expresión- llegan a idénticas y conmovedoras conclusiones : la vida es una, todo es un sistema, hay un orden implicado, y a este todo, del cual formamos parte, lo llamamos absoluto, ser, fuente, etc (durante milenios se lo llamó Dios, palabra que tomó grandes capas de connotaciones erróneas).

Y como partes fractal holográficas integrantes de este todo, nosotros tenemos acceso a las infinitas potencialidades inherentes al todo, siendo nuestra mente una matriz autónoma cocreadora de realidades, conectada a la mente universal.

En este orden perfecto e inconmensurable, regido por una Infinita Inteligencia y amor, nada es dejado “al azar”, nada sucede “porque sí” o sin sentido, como interesadamente afirman los teóricos del caos (proyectando en tales ideas su propio caos interior, así como su pobreza mental y espiritual).

Al contrario, la totalidad de este universo está sujeta a Leyes en su manifestación fenoménica.

Hay armonía, equilibrio, precisión, ritmo, tanto en lo macro como en lo microcósmico; todo es electromagnetismo, mente-energía, luz,sonido,pensamiento, funcionando en la innumerable multiplicidad de planos y dimensiones, en todos los niveles de realidad.

Y todo está pleno de sentido y significado, conforme a la Intención o voluntad suprema, manifestada, compartida y coordinada en el conjunto o sistema completo y en cada ser, entidad, cosa o forma de vida que existe, como parte indisoluble del Uno.

Asume tu responsabilidad, nadie lo hará por ti

La causa de algo que le sucede a alguien nunca está afuera,siempre está dentro del individuo.

Afuera vemos reflejado lo que llevamos dentro.

Por eso es tan importante aprender a escuchar y decodificar el contenido o significado real de lo que proyectamos a través de la palabra la expresión inteligible del pensamiento, el verbo creador, para así poder ser conscientes de lo que albergamos y emitimos, de manera que, si ello no es armónico o acorde a nuestro deseo, podamos modificarlo antes de que se refleje o manifieste en nuestra vida.

“No es lo que entra por su boca lo que contamina al hombre, sino lo que de su boca sale;  porque lo que de su boca sale, del corazón procede”.

Nuestras creencias o certezas, articuladas y manifestadas a través del verbo, crean nuestra realidad.

Lo divino es y siempre fue nuestra propia e íntima naturaleza.

En ti se halla oculto el tesoro de los tesoros.

Conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los dioses.”

Se acabó ya el evadir la responsabilidad por lo que uno guarda dentro y emite afuera, por lo que uno siembra (y cosecha), y por la propia vida.

Es tiempo de madurar, de crecer, de dejar atrás la etapa infantil, como personas y como humanidad.

Es tiempo de mirar dentro y de trabajar internamente, a la par que actuamos externamente en consonancia con lo que de verdad queremos.

Hay que ponerse cada uno manos a la obra para resolver los propios bloqueos, tensiones, defectos y contradicciones internas -sanando nuestra psicología, recuperando nuestra salud integral, para dejar de ser un reino dividido y entrar al fin en armonía con toda la vida.

La auténtica paz aparece naturalmente con la integración, aceptación, reconciliación y comprensión íntima de todo lo que somos, sin luchas, resistencias, repulsiones ni juicios (lo cual no significa permitir o consentir el abuso o la agresión, sino verlo desde una perspectiva más elevada, como experiencias que tienen su razón de ser y su sentido de aprendizaje o superación en nuestra vida, para así lidiar y trabajar sabiamente sobre ellas sin que ellas nos desequilibren, condicionen o afecten nuestra salud).

Hemos, por tanto, de recobrar nuestra integridad, religándonos a la vida en su totalidad, empezando por nuestra propia materialidad o sustancia conectándonos a Gaia, para finalmente y tras sanar e integrar nuestro niño interior realizar nuestra esencia espiritual (sintonizando nuestro Yo Superior), haciéndonos conscientes de aquello que siempre fuimos y somos.

Así reunificados, sanados y liberados de todo falso conocimiento serenos, lúcidos y empoderados, ya no quedará dentro de nosotros, ni en nuestra mente subconsciente ningún programa de limitación, ningún residuo o remanente de dolor o frustración, ninguna creencia errónea o negativa que pueda ya impedirnos vivir en la paz, el gozo y la realización, cocreando en plenitud nuestra realidad desde el corazón.

Porque siempre lo exterior depende de lo interior.

Y lo que tu hagas o emitas a “otro” o a la vida, a ti mismo te lo haces y emites.

Esta comprensión profunda, en la medida que es sentida e integrada, hace que se actualicen o desarrollen en nosotros virtudes muy elevadas, como son la empatía, la compasión (en su más puro y productivo sentido), el servicio y la responsabilidad por nuestras vidas, pensamientos, sentimientos, palabras y obras.

Llegó entonces la hora, en este escenario de cambios y develamiento sin precedentes, de madurar, comprender y asumir nuestro enorme potencial como individuos y como colectivo, porque creer es crear.

Ciencia y espíritu: dos aspectos de una sóla y misma cosa

Comprendo que ciertas nociones fundamentales no puedan ser fácilmente captadas en un primer momento, sobre todo si sólo está siendo utilizado el hemisferio cerebral izquierdo (intelectivo, analítico-discursivo).

Sin embargo, la vida nos dotó de dos hemisferios cerebrales, cada uno con sus legítimas y necesarias funciones; y ambos están diseñados para complementarse perfectamente y darnos una visión más completa e íntegra de nuestro ser y de la realidad en que vivimos.

Es por las funciones propias del hemisferio derecho que nosotros podemos llegar a captar y sobre todo sentir e incluso experimentar, eventualmente la unidad inherente a todo lo que existe; donde cada parte está relacionada con las demás, formando un todo pleno de sentido, y donde principios arquetípicos atraviesan todos los niveles de realidad, relacionando íntimamente unas partes con otras, dentro de este “orden implicado” del que habla el biólogo Rupert Sheldrake.

Siempre habrá como es natural quien rechace de plano esta información, escudándose en un falso escepticismo, pretendidamente científico.

Pero el verdadero escéptico no se cierra en banda ante algo que a priori realmente no puede negar o afirmar.

No muestra el dogmatismo, fanatismo y prejuicio propios de los actuales (y pasados) inquisidores científicos y religiosos, tan refractarios al progreso y a la recta y genuina práxis científica.

El verdadero escéptico, en cambio, está abierto a lo que pueda ser demostrado o probado (ahora o más adelante), y a lo que él mismo pueda experimentar y comprobar en sí mismo.

En este sentido, yo felicito y saludo al ateo que tiene el coraje y la lucidez de hacer apostasía de su propio ateísmo, para acceder a una mayor comprensión y experiencia de la realidad, más allá de los extremos y dogmas de las religiones instituidas y del cientifismo-nihilismo materialista.

Sólo quienes han dejado atrás la infantil etapa de lactancia de ideologías, pueden comenzar a caminar el sendero de la auténtica espiritualidad (que forma unidad indisoluble con la auténtica y más avanzada ciEncia), donde hallarán solución todas las paradojas, contradicciones y condicionamientos artificiales, internos y externos.

Si cada persona dentro de cada sociedad en el planeta no realizase la transformación interna necesaria que la lleve o conduzca a la paz y a la armonía estables y duraderas, no podríamos esperar que como colectivo fuésemos a lograr la liberación, pacificación y abundancia que anhelamos.

Algunas energías están provocando importantes cambios geológicos y climatológicos, siendo realmente ellas (y no el Co2, como sostiene el interesado fraude científico que lidera Al Gore) las auténticas agentes detrás del cambio climático, al afectar al sol (alterando sus patrones de actividad) y a todo su sistema planetario.

Entonces, si bien el hombre con su comportamiento irresponsable, depredador y negligente ha dañado mucho el medio ambiente y contribuye a amplificar los efectos negativos del cambio climático, éste tiene fundamentalmente un origen cósmico.

Otro aspecto clave de este proceso, en lo que respecta a la evolución de la conciencia humana, es que por efecto de las citadas energías también se produce una criba evolutiva en la humanidad,al polarizarse los individuos en una de entre dos tendencias básicas o inclinaciones que, sin embargo, son fruto de las continuas elecciones y decisiones del individuo.

Tales tendencias son: el servicio a los demás como a sí mismo (polaridad positiva); y el servicio exclusivo a sí mismo (polaridad negativa).

Ambas decantaciones implican necesariamente un firme y sostenido desarrollo volitivo y experimental por parte del sujeto, aunque siempre en un momento dado quienes eligieron la opción egoísta se verán compelidos (al padecer en sí mismos las consecuencias de sus actos) a rectificar y volver a decidir, eligiendo esta vez la vía más natural y elevada: el servicio desinteresado, el amor Incondicional.

Empero, y por esa constante ejercitación de la voluntad y el uso de recursos internos que suscitan intensas experiencias y realizaciones parciales, aún la vía del egoico servicio a sí mismo supone un mayor desarrollo personal pero en sentido negativo con respecto a la inmovilista tibieza de una gran parte de la población, que vive alienada, estancada, y no se moviliza ni para bien ni para mal, permaneciendo en un estado cuasi “vegetativo” o de “piloto automático”.

Hablamos efectivamente de la indiferencia, atonía, cinismo y pasividad de quienes eligen no elegir ni tomar postura, contemporizando continuamente con lo que el sistema les ofrece, haciendo “la vista gorda” a la iniquidad y caminando por las sendas trilladas y prefijadas que los controladores imponen a la sociedad.

Se les sugiere humildemente que no crean a priori nada de lo expresado en el artículo, ni esperen encontrar “la verdad” (o la “salvación”) en escrituras, personas, organizaciones o ideologías de cualquier tipo.
Mejor encuéntrense y créanse a sí mismos.

Eso es todo. Y si el material presentado puede inspirarles siquiera mínimamente en tal dirección y propósito (que es individual, único e intransferible), habrá cumplido plenamente su función.




0 comentarios:

Publicar un comentario

9/11 False flag

Secretos ocultos de la gramática

Saturnismo, Matrix Lunar y Los Dioses de Carlos Castaneda

 
Arriba